Group of Hand Pop Art Expolding Concept

¿Sabías que desde el punto de vista de la energía emocional la capacidad que tiene el corazón de dar y recibir es inacabable?.  Recordar esta capacidad nos lleva a reconocer el inmenso tesoro que cada día late en nuestro interior. Tu corazón es el músculo más fuerte de tu cuerpo. Y latirá 2.500.000 veces a lo largo de tu vida.

4 Pasos para comenzar a entrenar tus emociones

Por eso es tan importante atender, cuidar y entrenar el corazón.  En este post te voy a compartir una técnica sencilla de 4 pasos para activar cada vez más su sabiduría emocional.

Si dedicas unos 5 minutos a cuidar tu corazón descubrirás cada vez más “el poder infinito de su fuerza”, como lo dice HeatherAsh Amara. Me encanta esta expresión por ser simple y poderosa al mismo tiempo.

Descubre como escuchar tu corazón

Conocí esta técnica hace algunos meses y la recomiendo por ser una puerta mágica para abrir el poder del corazón.  El propósito de ella es aprender a bañar tu mundo interior con sentimientos positivos, cálidos y luminosos haciendo que puedas  liberar algunos sentimientos que solo bloquean tu corazón.

La idea es que a través de cada paso visualices como se forma y fluye la energía de gratitud en tu corazón y sientas como se mueve por tu cuerpo, para luego salir y finalmente regresar a tí.

Se trata de una meditación que tiene 4 momentos:

  1. Buscas un lugar en donde puedas sentarte cómodamente y concentrarte por 5 minutos, sin ser interrumpido. Cualquier lugar que tengas a mano. Cierras los ojos (si te es posible) y utilizas esta fórmula: “cada día me permito enviarme más amor-gratitud a mi mismo. Mi deseo es experimentar cada vez más amor y  gratitud en mi vida”.
  2. Luego piensas en un ser muy querido y vuelves a utilizar la fórmula: “envío amor-gratitud en abundancia a _____. Mi deseo es que él/ella experimente cada vez más amor y gratitud en su vida”. 
  3. Sigues entonces enviando amor-gratitud a un ser conocido que te sea indiferente, que sientas que pueda necesitarlo.
  4. Y finalmente, envías amor-gratitud a alguna persona o situación hacia la que albergues resentimiento o alguna emoción tóxica.

Al terminar este corto proceso, revisa la energía que te deja en cada parte de tu cuerpo.  Agradece a tu corazón y a ti mismo por ser creador de mejores emociones en tu vida.

Te invito ahora mismo a que te regales 5 minutos para hacer crecer la fuerza infinita de tu corazón. Yo lo hice antes de empezar a escribir este artículo y sentí la lluvia de beneficios a continuación.  Eso mismo quiero para ti. Y es que abrir el corazón nos hace libres para contribuir con los brazos abiertos al mundo!

Escrito por Claudia Delgado

Carolina Chica Cadavid

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here