El poder de la inteligencia emocional y las relaciones: Durante mucho tiempo, el término inteligencia se utilizó para denotar sólo la capacidad cognitiva de aprender y razonar.

En la década de 1920, el factor general «g» de la capacidad intelectual, desarrollado por Spearman, era considerado una manera de medir la estructura de la inteligencia de Jense.

Los instrumentos de la época buscaban obtener un índice medio o IC que reflejaba el factor «g» de las personas. Sin embargo, con el paso del tiempo, se desarrollaron diferentes modelos de inteligencia que incluían múltiples habilidades, así como baterías de medición diferencial.

Estas propuestas reflejan la preferencia en considerar el constructo de inteligencia a partir de perspectivas más amplias, que pretenden demostrar la existencia de inteligencias múltiples. Entre los principales modelos de este tipo se destacan las propuestas de Gardner y Sternberg.

Por otro lado, Howard Gardner 1983 postula su teoría de las inteligencias múltiples, diciendo que la inteligencia no debe considerarse como algo uniforme, sino más bien como un grupo o conjunto de inteligencias que pertenecen a diferentes campos.

Gardner no ignora por completo la parte cognitiva, pero si en teoría contiene un nuevo componente bajo el término «inteligencia personal», donde podemos encontrar algunas divisiones que nos ayudan a entender más de lo que significa.

La inteligencia interpersonal que consiste en la capacidad de establecer relaciones con las personas que nos rodean y la inteligencia interpersonal que se refiere al autoconocimiento y los procesos que se relacionan con la autoconfianza y la auto motivación.

En 1995 el psicólogo estadounidense Daniel Goleman publica su libro “Inteligencia Emocional”, que se convierte en un Best – Seller mundial. En este trabajo Goleman define el concepto como: “características como la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y por último la capacidad enfatizar y confiar en los demás”. Goleman

 

La Inteligencia emocional se refiere a las habilidades de conocer, identificar, entender, controlar y modificar los estados emocionales propios y los de las personas que nos rodean, buscando su equilibrio y re-direccionamiento.

Finalmente, en 1996, el neurocientífico y profesor Estadounidense Joseph Ledoux publica su obra “El Cerebro Emocional”, en la cual da una amplia explicación de sus hallazgos acerca de los circuitos neuronales y su relación con las emociones humanas, presentando así un visión general de los mecanismos cerebrales de las emociones.

En el mundo de la neurociencia cognitiva, existe un debate continuo sobre la interacción entre los estados emocionales de conciencia dentro de las regiones cerebrales corticales y subcorticales. Algunos científicos cognitivos creen que las emociones humanas están programadas innatamente en regiones cerebrales subcorticales y operan por separado de los circuitos cerebrales corticales.

La emoción como principal fuente de motivación

Históricamente, la emoción se ha relacionado con los campos de la psicología, psicodinámica y sociología, desempeñando un papel fundamental en la formación de las situaciones sociales citadas por Matthews. En la psicología contemporánea, el énfasis se ha puesto en la funcionalidad de las emociones, como la principal fuente de motivación y como modeladora de la opinión y juicio de las personas.

Cooper y Sawaf consideran que la función social de las emociones está siempre presente, ya que el afecto es inherente al ser humano, por lo tanto, la emoción puede ser entendida como una respuesta mental organizada a un evento que incluye aspectos psicológicos, experienciales y cognitivos.

Inteligencia emocional

La inteligencia emociona es un concepto psicológico destinado a describir el papel y la importancia de las emociones en la función intelectual, citados por Thorndike, Gardner, Salovey y Mayer.

Las teorías psicológicas han generado una amplia gama de teorías de la que van desde neurológicas biológicas hasta cognitivas. En el segundo caso, se pretende comprender la influencia de las cualidades estables de la personalidad en diferentes situaciones.

Y, por último, en el contexto emocional, se examinan las afecciones de desarrollo, según las situaciones y las características demográficas y culturales.

Durante la última década, los teóricos han desarrollado una gran cantidad de diferentes modelos de inteligencia emocional.

http://www.tucomunicacionpoderosa.com/comunicacion-humana-el-poder-de-comunicar-las-emociones/

La percepción emocional

Capacidad necesaria para identificar los sentimientos
y de los demás, precisando los procesos de atención y decodificación para elaborar – compresición – las respuestas emocionales que resultarán en lenguaje corporal, gestos y
expresivo la facilitación o asimilación emocional. «Esto implica la capacidad de tener en cuenta la sentimientos cuando razonamos o resolvemos problemas.

Además, afecta el sistema cognitivo en ambos estados afectivos
influir directamente en la toma de decisiones, ya que
Concentración en lo que es realmente importante para las personas.

Comprensión emocional

Tiene que ver con romper las señales emocionales, rotule y reconozca la categoría en la que se pueden agrupar. Esta habilidad se manifiesta introspectivas y retrospectivas, para reconocer las consecuencias y la generación que
que produce un cierto estado de espíritu.

La regulación emocional

Es la habilidad más compleja porque incluye la capacidad de
estar abierto para reflexionar sobre la funcionalidad de los sentimientos positivos y negativos una cierta situación. También permite regular emociones negativas e intensificar positivos, propios y otros, en la gestión del mundo interpersonal e intrapersonal.

Fase modelo de fase de inteligencia emocional o modelo de habilidad

Es decir, la capacidad del individuo para obtener acceso a sus sentimientos y para crear una capacidad e integración entre sus experiencias.

El modelo de inteligencia emocional o el modelo de habilidad de Mayer y Salovey EI de cuatro fases percibe la inteligencia relacionada con el procesamiento de la información emocional, a través de la manipulación cognitiva y realizada sobre la base de una tradición psicomotriz.

Esta perspectiva apunta a identificar, asimilar, comprender y finalmente manejar los sentimientos.

La inteligencia Emocional «representa la capacidad  de motivar con los sentimientos» , y como tal difiere del desempeño emocional o la competencia emocional.

Posteriormente, las emociones se asimilan al pensamiento y pueden incluso compararse con otras sensaciones o representaciones.

Si la advertencia emocional permanece en el nivel inconsciente, eso significa que el pensamiento -la segunda fase de las habilidades- no está siendo capaz de usar las emociones para resolver problemas.

Finalmente, las emociones son tratadas y reguladas en la cuarta etapa, en términos de apertura y regulación de sentimientos y emociones, a fin de producir crecimiento personal y en los demás.

El modelo de competencias emocionales Goleman, por otro lado, definió  como la capacidad de reconocer y gestionar nuestros propios sentimientos, motivarnos y monitorear nuestras relaciones.

¿Qué dice Daniel Goleman de la Inteligencia Emocional?

El modelo de las competencias emocionales Goleman incluye una serie de competencias que facilitan a las personas la gestión de las emociones.

Este modelo formula la Inteligencia Emocional en términos de una teoría del desarrollo y propone una teoría del desempeño aplicable directamente a la esfera laboral y organizacional, enfocada en el pronóstico de la excelencia laboral.

Gestionar las emociones y la marca en la comunicación interna organizacional

Goleman y Boyatis investigaron y verificaron las cuatro dimensiones de competencias y 18 habilidades sociales y emocionales. El modelo de Goleman concibe competencias como rasgos de personalidad.

Es decir, aquellos encontrados en el grupo de conciencia social y gestión de relaciones Goleman citado por. El modelo de inteligencia emocional y social Bar-On otro lado, ofreció otra definición de IE basado en Salovey y Mayer, basado en:

  • La capacidad del individuo de ser consciente
  • Comprender, controlar y expresar sus emociones

El modelo Bar-On de inteligencias no cognitivas se basa en competencias, que intentan explicar cómo un individuo se relaciona con las personas a su alrededor y su ambiente.

Es decir, aquellos encontrados en el grupo de conciencia social y gestión de relaciones.

El modelo de inteligencia emocional y social Bar-On otro lado, ofreció otra definición de IE basado en Salovey y Mayer, basado en la capacidad del individuo de ser consciente, comprender, controlar y expresar sus emociones.

Tácticas y fases para persuadir e influenciar

El modelo Bar-On de inteligencias no cognitivas se basa en competencias, que intentan explicar cómo un individuo se relaciona con las personas a su alrededor y su ambiente.

Por lo tanto, EI e inteligencia social son considerados un conjunto de factores de interrelaciones emocionales, personales y sociales que influencian la capacidad general de adaptarse activamente a las presiones y demandas del ambiente.

En ese sentido, el modelo «representa un conjunto de conocimientos utilizados para enfrentar efectivamente la vida» Mayer.

Dr. Bar On  propone un sistema que parte de una definición muy sencilla pero que esconde un gran potencial: “La Inteligencia Emocional es la capacidad de entender y encaminar nuestras emociones para que estas trabajen para nosotros y no en contra, lo que nos ayuda a ser más eficaces y a tener éxito en distintas áreas de la vida”.

Donde y cómo se desarrolla la inteligencia emocional

Un elemento importante dentro del aprendizaje del ser humano lo constituye el ambiente donde el individuo se desarrolla, el cual muchas veces no suele ser el más adecuado y puede propiciar una combinación de ciertas emociones destructivas y una carencia de habilidades socio-afectivas .

El ambiente familiar es uno de los más principales para el ser humano ya que da las bases para un adecuado desarrollo emocional y social, sin embargo, en algunos casos, este entorno familiar puede ser difícil de manejar, dejando de ser seguro para una cantidad de niños.

La infancia es una etapa del ser humano que se convierte en el momento propicio para la construcción y enriquecimiento emocional, que se hace más efectivo a partir de un vocabulario emocional más amplio.

Este vocabulario emocional se refina en la medida en que las personas integran sus emociones básicas, le dan ciertos matices a estas emociones y posteriormente asimilan estas nuevas emociones en el pensamiento e incluso las comparan con otras sensaciones y representaciones percibidas anteriormente.

El buen trato clave para el desarrollo de la Inteligencia Emocional

Formar a los infantes en inteligencia emocional significa desarrollar en ellos competencias de personalidad que según Goleman promueve en los individuos la autoconciencia, el autocontrol, la conciencia social y el manejo de las relaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here