Conoce lo que debes saber cómo emprendedor

Jun 23, 2021 | comunicación empresarial, Comunicación organizacional

Se sabe que el emprendimiento genera nuevos puntos de vista, influenciando muchas decisiones políticas y también lleva a diversos cambios sociales y económicos gracias a la re orientación de los mercados, según lo indica, Atienza, Lufin & Romani, 2014.

De igual forma, el emprendimiento contribuye al Estado para generar ingresos complementarios, servicios a la población, aumento del PIB, diversificación de las actividades comerciales y la movilidad social (Surdez, 2015). El impulso económico de estas contribuciones genera riqueza, competitividad, progreso y nuevas fuentes de empleo (Marulanda, Correa & Mejía, 2013; Brunet & Alarcón, 2004; Rivera, 2014).

Los emprendedores, como actores fundamentales de la creación e innovación deben ser vistos como seres humanos con comportamientos individuales, que de acuerdo a sus vivencias tienen diferentes perspectivas, comportamientos y carácter único. Sus características le permiten asumir riesgos y tomar decisiones de acuerdo a las iniciativas, creatividad, experiencias y conocimientos (Surdez, 2015).

Una perspectiva psicológica permite identificar acciones, emociones, cogniciones y aspiraciones que pueden llegar a ser elementos comunes en los emprendedores y una perspectiva social permite identificar como los emprendedores se vinculan con el medio social a través de la independencia, autonomía, estatus y utilidad social (Marulanda, Montoya & Vélez, 2014). Es así como los emprendedores experimentan procesos de aprendizaje en el conocer, hacer, convivir y ser que se convierten en los pilares fundamentales de las competencias emprendedoras (UNESCO, 1998).

Los emprendedores están expuestos a situaciones de incertidumbre y la forma en la que son enfrentadas es lo que genera éxito a la hora de construir una empresa. Esto, se relaciona directamente con las fortalezas y debilidades que como personas poseen los emprendedores y que pueden ser relacionadas con las competencias emprendedoras llevadas de la mano con su deseo de superación, impulso y deseo de desarrollo profesional (Díaz, Hernández & Urbano, 2007).

Desconocimiento de las competencias y comportamientos emprendedores

Existe un desconocimiento de esas competencias y comportamientos que tienen los emprendedores en el contexto de los formadores de empresas. Es deseable entonces, conocer cuáles son las competencias emprendedoras comunes que caracterizan a los creadores de empresas (Fierro, 2014) y así, poder hacer frente desde los valores de la comunidad e incentivarlos desde edades tempranas impactando en lo social, cultural, ambiental, regional e internacional (Congreso de la República, 2006).

Las implicaciones que tendría identificar y fortalecer las actitudes y comportamientos que llevan a una persona a ser un emprendedor tiene distintas dimensiones. Por un lado, en las organizaciones en desarrollo se podrían generar políticas de disminución de la mortalidad empresarial (Surdez, 2015). En el aspecto académico, se podrían generar programas que fomenten el autoempleo y el espíritu empresarial, enseñando desde los primeros años de formación análisis de mercado, finanzas, producción de ideas y elaboración de planes de negocio, orientados a fortalecer esas competencias emprendedoras (Marulanda  et al., 2014).

El aumento de emprendedores con competencias favorables que respondan a los desafíos del mercado actual implicaría, en lo político y social un fortalecimiento del tejido social- productivo y el desarrollo económico que dentro de su entorno se traduciría en un mayor apoyo en la innovación, generación de empleos y el aumento de empresas sostenibles (Brunet & Alarcón, 2004). Las políticas de innovación llevarían de la mano un incentivo a la competitividad, desarrollo de productos y creación de nuevas empresas (Vallmitjana, 2014).

Además, dentro de lo político sería posible para los órganos generadores de estadísticas de desarrollo mostrar indicadores empresariales de emprendimiento que reflejen, más allá de la cantidad de empresas creadas, el impacto de las mismas y su relación con las competencias empresariales y así poder tomar decisiones para hacer frente a las debilidades que sean identificadas. A través de este estudio se pretenden Identificar  las  competencias  y  estilos  de  vida  de  los  emprendedores,  que  crearon  su empresa con el apoyo del área de servicios empresariales de la CCB en los años 2009 y 2015, frente los no emprendedores.

Por Johana Romero Mahecha

Experta en habilidades y destrezas emprendedores

Categorías

Adsense

Más temas de interes